miércoles, 20 de febrero de 2013

El Génesis y los Patriarcas (I): Adán y Eva


El Génesis

El Génesis es la unificación en fecha imprecisa de cinco fuentes diferentes, Elohista, Yavista, sacerdotal y dos más de menor entidad. Hay que tener en cuenta que las edades extraordinarias de los patriarcas bíblicos son resultado de errores en la traducción: los ciclos lunares se confundieron con los solares, y las edades reales son 13,5 veces menores.

Todos los textos bíblicos pertenecen a la biblia Nácar-Colunga.

Adán y Eva

Adán y Eva en el paraiso, grabado de Alberto Durero
Adán, del hebreo אָדָם, "hombre", "rojizo", "rojo-rojito", "sangre". Eva, del hebreo חַוָּה, "vivir", "vida", "uno viviendo" o "fuente de vida. Adán, en las escrituras bíblicas fue el primer hombre creado por Dios sobre la Tierra; según las dos primeras, hecho de barro, sobre el cual insufló el aliento de la vida. Refiere el libro del Génesis que Adán fue creado por Yahvé proveniente del polvo, a su misma semejanza (Gn. I,26), para gobernar la Tierra (Gn. I,26-28). La Biblia declara que de una costilla tomada del hombre (Adán) Dios creó a una mujer (Eva) (Gn. II,21-22). Adán y Eva recibieron de Dios mandamiento de fructificar y multiplicarse, llenar la Tierra y gobernarla (Gn. I,28). Dios puso a Adán y su esposa Eva en el huerto del Edén (Génesis II:15), dándole mandamiento de no comer del "árbol de la ciencia del bien y del mal" para no morir (Génesis II:16-17). Pero Moisés, autor del libro de Génesis, relata que una astuta serpiente engañó a Eva, la cual comió del fruto prohibido, viendo que era "bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría", dando también a su marido (GénesisIII:6). Observando Dios aquel panorama, no le agradó, y decidió echar a Adán y Eva del huerto de Edén (Génesis III:24), Yahvé Dios entonces dijo a Adán "Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás" (Génesis III:19). La narración bíblica continúa narrando la vida de Adán y Eva fuera del jardín de Edén. Cuenta que ellos tuvieron hijos (Caín, Abel y Set son mencionados, ver también Génesis 5:4, donde se menciona que engendró más hijos e hijas), y que Adán murió a la edad de 930 años