miércoles, 20 de febrero de 2013

El Génesis y los Patriarcas (II): Caín y Abel


Las ofrendas de Caín y Abel

Abel, que en hebreo significa efímero, también hijo, es el segundo hijo de Adán y Eva. Fue asesinado por su hermano Caín, quien envidiaba la satisfacción divina con las ofrendas de Abel; de acuerdo al relato, la suya fue la primera muerte de un ser humano. (Gn. 4,1-16) Abel era pastor y su hermano mayor se dedicaba a la agricultura. Las ofrendas de frutos de éste no contaron con el agrado de Dios, que sin embargo aceptó las de su hermano menor. La razón del favor divino no se explica; la tradición talmúdica hace hincapié en el matiz de generosidad con que Abel ofrece a Dios las más selectas ovejas de su rebaño para destacar que la ofrenda de Caín, nacida de la obligación y no de la generosidad, no era deseable. ElNuevo Testamento menciona con frecuencia a Abel como prototipo de justo. Jesús lo canoniza en Mt. 23,34-35 como el primero de los muertos en nombre de la justicia. Hebreos 11,4 dice que fue la fe de Abel y la falta de la misma de Caín lo que ocasionó la diferencia en el trato.